top of page

El pasado no desaparece

Actualizado: 8 mar 2022



Nos puede haber ocurrido algo "desagradable" en el pasado: comentarios desafortunados de nuestros progenitores que han ido calando en nosotros, haber sufrido bullying, abusos sexuales, la muerte de un ser querido, haber presenciado un accidente... podríamos poner muchos ejemplos, infinitos y, a menudo, estas situaciones se van sumando a lo largo de la vida.


¿Qué ocurre en muchas ocasiones? Pues nada de nada, la vida sigue y no miramos hacia atrás, como si todo aquello que nos dolió, si no lo miramos, se desvaneciera.

Y si dejamos de mirar el pasado, ¿desaparece? Pues ojalá fuera así de fácil. O no: el "cómo somos" se compone de una parte genética, pero también de una parte experiencial, y así nos vamos construyendo como personas.

Somos quienes somos, por las experiencias vividas, no las podemos borrar de la memoria de nuestro cuerpo.

Por esta razón, en el momento actual el olor de un perfume, un tono de voz, un paisaje, un comentario, una determinada situación, nos pueden hacer revivir un momento traumático del pasado y sentir lo que sentimos en ese momento: náuseas, ansiedad, miedo, enfado. Pero no entendemos el porqué, no lo relacionamos con la situación traumática pasada, porque no nos gusta mirarla: pensamos que la tenemos escondida y así no afecta... pero florece y crece, porque las experiencias a lo largo de la vida, son cada vez mayores. Hasta parece que ese árbol seamos nosotros mismos. Y nuestra esencia, ¿dónde queda?


Es cierto que mirar algo que nos ha asustado, nos asusta. Y mirar algo que nos ha dolido, nos duele. Y mirar algo injusto, nos enfada. Pero nuestro cuerpo nos va a pedir que lo miremos y que integremos esta información que se ha almacenado en nuestro interior como ha podido, nos enviará señales que nos pueden resultar molestas. Y es que estas experiencias necesitan ser miradas y comprendidas. Hacer este proceso de autoconocimiento es una manera de querernos y de cuidarnos a nosotros mismos, de entendernos. Porque detrás de todas esas ramas, está nuestro ser, nuestro YO más auténtico y genuino.




Emma Pascual Herrera

Psicóloga col. 21595

www.emmapascual.com


Ilustración realizada por Luis Albert Nieves (Instagram: @luisalbertdraws)


Comments


bottom of page